BGI Villarreal, S.C.

SERVICIOS DEL CORREDOR PÚBLICO NÚMERO 11 PLAZA DISTRITO FEDERAL, LICENCIADO GUILLERMO VILLARREAL TORRES.

1. Fe Pública: La Ley Federal de Correduría Pública, otorga al Corredor Público facultades fedatarias para hacer constar la constitución de sociedades mercantiles, y demás actos relativos a sociedades, tales como la modificación de estatutos, otorgamiento de poderes de representación orgánica, transformación, fusión o escisión, además de hacer constar contratos, convenios, actos jurídicos de naturaleza mercantil; emisión de obligaciones y otros títulos valor; hipotecas sobre buques, navíos y aeronaves, y en el otorgamiento de contratos de crédito de naturaleza mercantil, de acuerdo con la ley de la materia, así como todo tipo de fe de hechos y notificaciones relativas a los comerciantes, o que se den en el comercio.

Además, se ofrece el servicio de cotejo y certificación copias de documentos mercantiles, es decir, de todos los relativos al negocio, en materia societaria y relativa a ésta, o cuya naturaleza sea mercantil, como facturas y títulos de crédito, por ejemplo.

2. Perito Valuador: El Corredor Público está facultado para estimar, valorar y cuantificar bienes, servicios, derechos y obligaciones, de cualquier clase o naturaleza, incluso aquellos que necesiten reconocimiento especial por su particularidad, mismos que se someten a su consideración por nombramiento privado o por mandato de autoridad competente.

Los avalúos que emite proporcionan seguridad jurídica de la que carecen los avalúos practicados por particulares, pues tienen pleno valor probatorio en materia fiscal y procesal civil, mercantil, laboral y administrativo y en general de cualquier otra clase.

Los avalúos más frecuentes son para acreditar el valor de un bien que pretende darse en garantía para efectos fiscales, en la reevaluación de activos para capitalizarse, valuación de activos para su venta, valuación de activos para fines fiscales, valuación de intangibles como marcas y derechos de autor, valuación de muebles e inmuebles, joyas y obras de arte, precios de transferencia, entre otros.

3. Asesor Jurídico y Agente Mediador: Para intercambiar propuestas entre dos o más partes, respecto de cualquier bien o servicio; conservar muestras de los bienes que les sean entregados y, asesorar en la celebración o ajuste de cualesquier contrato o convenio mercantil.

El Corredor Público como Mediador puede a su vez, levantar actas de mediación para la solución de cualquier tipo de conflictos por voluntad de las partes.

4. Arbitro: En la solución de controversias derivadas de actos, contratos o convenios mercantiles, a solicitud de las partes, así como las que resulten entre proveedores y consumidores de acuerdo con la Ley de la materia.

Los Corredores pueden actuar como árbitros en asuntos derivados de la Ley Federal de Protección al Consumidor, la Ley Federal de Derechos de Autor, La Ley de Propiedad Industrial, y en general en cualquier conflicto de naturaleza comercial.